sábado, 30 de abril de 2016

Tras la tormenta...

Frente a él se encontraba el que hasta ahora había sido su compañero inseparable, pistola en mano.
Detrás, una caída sin fin. Un abismo del que no salía más que oscuridad. Una muerte segura.

"¿Por qué?" Preguntó, pero no obtuvo respuesta.
Su compañero dio un paso al frente, con la pistola en alto.
"¿Todo fue un engaño?" Pero una vez más sólo hubo silencio.
Un disparo rompió el silencio, abriendo un agujero en el brazo del joven, que se llevó la otra mano a la herida en un acto reflejo.
"¿O acaso hice algo mal?" La amargura de la situación se hizo cargo de sus emociones, dejando escapar unas lágrimas.
El muchacho se arrodilló, esperando su fin. Por su cabeza se pasaron rápidamente todas las aventuras vividas, y todos lo hechos que había acaecido este fatídico día.

No comprendía las acciones de su fiel amigo. La matanza indiscriminada de todas aquellas personas a las que una vez había querido. No veía más sentido a su existencia.

Mas, en un último instinto por sobrevivir, se lanzó al abismo, negándose a seguir atado a unos lazos que ya no existían y con la esperanza de dejar todo lo ocurrido atrás.

martes, 12 de enero de 2016

Hard times

I'm thinking about start writing again. I'm not on that mood, but I have some ideas that I think they're good.

But, still it's very hard to know when an idea is entirely yours and you're not copying something you just like.

Yeah, I try to think of it like a "reference", but I already know that I would be just a copy, and I don't want it, I want something new, something mine.

I guess I just have to rethink all of that a little bit and when it's all finished I'll start writing it down.

I hope something good comes from this, I think something good will come from this.

It's the last chance, if you think about it.

I'm still testing some information and stuff.

Bye.

martes, 15 de septiembre de 2015

Escribir es la medicina del alma.

Acabo de escribir una entrada y me noto mucho mejor que hace unos minutos.
No es que me pasase nada grave, ni nada nuevo. La típica inseguridad que surge a veces porque te sientes pequeño.
Cosas que se solucionan con un poco de tiempo, con ayuda a veces, pero sobre todo con muchas ganas de cambiar.
Este verano ha tenido un efecto muy bueno en mí. Estoy mucho más a gusto conmigo mismo. Tengo muchas ganas de seguir avanzando y mejorando como persona.
Quiero dar mi mejor yo a la gente que me rodea y en especial a la gente que me importa.
Sólo necesito tiempo, porque las ganas ya las tengo.
Sé que tengo defectos, quién no, y al ser consciente de ellos puedo enfocar mejor el cambio a realizar.
No quiero seguir siendo posesivo sin sentido.
No quiero seguir siendo victimista.
No quiero seguir pareciendo pasota.
No quiero seguir sin demostrar lo mucho que me importa y agradezco la cercanía de mucha gente.
No quiero provocar nada que no sea alegría y felicidad a quien me rodea.
No quiero seguir siendo negativo.
No quiero parecer un lastre de ningún tipo.


Quiero ser el mejor yo que pueda ser. Quiero ser aún mejor de lo mejor que crea poder alcanzar. Quiero mirarme en el espejo y estar orgulloso de mí mismo. Quiero mirar al pasado y reirme de lo estúpido que fui. Quiero estar totalmente en paz. Pero sobre todo, quiero ser feliz.

Cada día que pasa estoy un paso más cerca de mi objetivo.
Lo quiero más que ayer, pero menos que mañana.

Rather be.

Contigo, cualquier sitio era bueno, si tú lo llenabas.
Sin ti, hasta el mayor paraíso era frío.
Pero.
No darse cuenta es un castigo irónico y cruel. No ver la realidad de lo muchísimo que aportabas. No, no es no verlo, es no apreciarlo lo suficiente.

Amor incondicional, pero con condiciones. ¿El suyo? El mío.
Miedo a ser feliz, miedo a tener éxito, miedo a no ser suficiente.
Pero lo era. Era suficiente para lo que esa pequeña y bonita criatura quería.
No pedía mucho, sólo amor, sólo cuidarla, sólo apoyarla. Cosas que no necesitaría pedir.

¿Qué pasa? No sabes lo mucho que duele hasta que lo pierdes. No sabes lo gilipollas que has sido hasta que tropiezas y es demasiado tarde. ¿No sabes? No supe.
Pero nunca es tarde. Pero eso no es cierto. Hay veces, que la última oportunidad se ha ido y no se puede evitar.
Entonces tienes dos opciones, la difícil, que es afrontarlo y superarlo, seguir luchando día a día para no cometer los errores del pasado. La fácil, que es la que acostumbro a tomar y que te garantiza volver a pasar por lo mismo constantemente, consistente en flagelarte por cometer errores, recordártelos continuamente y pensar que eres lo peor de este mundo por cometerlos.

Y ahí es donde vuelve a entrar la decisión. ¿Dónde querrías estar? Contigo es el mejor sitio que se me ocurre.
Porque entonces el dolor para, porque el sol vuelve a salir y el calor llena mi cuerpo. Porque entonces puedo volver a ser feliz.
Pero.
Siempre hay peros.
Estar contigo sería egoísta.
Una decisión llena de dolor.
Y tú no lo querrías.
No quieres que esté contigo, prefieres que siga viviendo mi vida y que sea feliz.
Y por todo el amor que te guardo.
Porque te lo debo por no haberte podido dar lo que necesitabas y merecías.

Porque eres de lo mejor que me ha pasado nunca, sin ninguna duda.
Lo haré.
Por ti.

Sólo una última cosa. Y es que sé que éste texto puede hacer alusión a muchas entidades. Pero sólo hay uno cuyos errores no puedo arreglar de ninguna manera.
Lobi. Esto es por ti. Muchas gracias por todo.

Y a ti, muchas gracias por haberme reconciliado con mi amigo y haberle dado más tiempo junto a todos, fuiste de sus personas favoritas hasta el final.


jueves, 9 de abril de 2015

Las Desventuras Erótico-Festivas de Enzo y Lechu. Cap 1.

Antes de nada, una breve presentación.

Pues estaba yo tan tranquilo cuando de pronto Enzo (mi compañero de Odisea) me contactó por Twitter y estuvimos hablando. Fue como un gran reencuentro muy emocionante y tal.
Luego me propuso una historia sin censura, en el mundo real, sin reglas, escrita por ambos.

Le dimos nombre y le dimos formato. Él guía y yo le sigo.
Este primer capítulo tiene dos partes, el punto de vista de Enzo y el mío. De aquí en adelante, los capítulos pares serán de Enzo y los impares serán míos.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 1: Nuevo país, Nuevo continente, Nuevo comienzo (Enzo Edition)

24/11/14 00:00Am Caracas, Venezuela

-Yo, despreocupadamente, caminaba ebrio por las calles de la ciudad capital, la fiesta de mi cumpleaños 23 me había dejado así y sólo caminaba por las calles, pero en un momento empecé a perder el equilibrio, todo se ponia borroso, y en el lugar menos adecuado, bueno, mala suerte pal body, caí dormido a mitad de la estación de Petare, bah, en un lugar más riesgoso no podía estar.

24/11/14 08:30Am Caracas, Venezuela

-Me desperté debajo del puente de Petare, y como no, me habían robado todo menos la Pokéball de mi confiable Swampert, Abinoblem, pero todo lo demás lo había perdido,  mi dinero, mi celular, mi tarjeta de crédito hasta mi cedula de identidad, y lo peor es que dos agentes de la CIA hablando conmigo mientras me despertaba!


Yo: eh?, que quieren señores?

Agente de la CIA: bueno señor Enzo, sabrá que ayer hubo una fiesta que usted organizó no?, pues díganos, a que hora se fue usted de aquella fiesta?

Yo: a las 8Pm señor, ni un minuto más, ni un minuto menos, como ustedes me dijeron para preservar la paz en la comunidad

Agente de la CIA: Señor, usted sabe que no nos puede mentir, las cámaras muestran perfectamente que usted salió de la residencia a las 11:30Pm, y como le dijimos, otra hora tarde y será enviado a donde usted ya sabe

-Exaltado me levanté de golpe, no quería ir a ese lugar, no habia diversion y habia control y prohibiciones para TODO, pero cuando digo TODO es TODO, absolutamente para TODO lo divertido, si, efectivamente, hablo de…

Yo: señor, porfavor, tenga piedad, no puedo ir a Australia!!

Agente de la CIA: Lo siento señor Enzo, el avion ya esta encargado y ya tenemos el transporte aquí que lo llevara al Aeropuerto Internacional de Maiquetía

Yo: no porfavor, nooooooooo!

24/11/14 12:30Pm Aeropuerto Internacional de Maiquetía, Venezuela

-Llevaba HORAS, esperando el avión, pero HORAS, como es que la CIA no puede calcular el tiempo de ida y de llegada de un maldito avión ejecutivo a Australia, en fin luego de unas cuantas horas llega un avión, junto conmigo subieron unos cuantos agentes de la CIA, vergaaaa, parecía un fuckin integrante de la lista de los más buscados por la CIA que estaba yendo a su juicio, bueh, me monte y me dormí el resto del camino, fueron muchas horas, pero bueno, el avión supersónico en el que me llevaron tardó solo 8 horas en llegar.

24/11/14 8:30Pm  Sydney, Australia

-El día fue muy movido, de repente estaba en un Aeropuerto en Venezuela y ahora estoy en Australia por la noche y que creen? NO SE PUEDE HACER NADA DIVERTIDO, ES AUSTRALIA!, bueno, da igual estaba en camino a un hotel, así que me quede tranquilo, llegue y subi hasta el penhouse, al parecer la CIA no me quería dejar muy cerca de la entrada, sin darle importancia entre al apartamento, entre rápidamente al baño y saque una toalla de mi maleta junto con ropa, you know, me bañe, jabón, agua, champú, cantar en la ducha, el proceso normal y de toda la vida, pero al salir del baño…

Yo: nanananananananaaanananannanananaaaaa… abajo toalla y… pero que cara

¿¿??: hey hey hey, cúbrete eso tío- dijo el extraño individuo- no me enviaron aquí para verle el miembro a otro hombre

Yo: y a mi no me informaron que iba a tener un compañero y menos que era un Español

¿¿??: algún problema?

Yo: no pero… bueno, me voy a vestir, ya vuelvo

-Luego de vestirme volví al cuarto…

Yo: bueno, encantado de conocerte, soy Enzo- dije mientras estrechaba su mano

Lechu: muy buenas, el placer es mío, soy Lechu

Yo: y dime, tambien te mando la CIA por alborotos y bienestar de la comunidad?

Lechu: que comes que adivinas…

Yo: bueno, si eres como yo, te pregunto ¿cómo sobreviviremos?


Lechu: ah, todo a su tiempo, por ahora consultemos con la almohada, estoy muy cansado por el viaje, me voy a bañar y vengo a dormir

Yo: bueno, sera, yo me adelantare, hasta mañana

Lechu: hasta mañana

Continuará…

Capítulo 1: Nuevo País, Nuevo Continente, Nuevo Comienzo. (Lechu Edition)

24/11/2014, 05:45 am, Parque del Retiro, Madrid.

La luz del sol se filtra a través de mis párpados, molesta. Un aire me recorre el cuerpo y tiemblo de frío y me encojo. Noto el cálido tacto de mi piel y abro los ojos de par en par.
-¡Estoy desnudo!- Grito sin poder evitarlo y seguidamente me llevo la mano a la cabeza. ¡Condenada resaca, no me va a dar un respiro ni con otros problemas!

De pronto llegan recuerdos de la noche anterior a mi memoria y me levanto preocupado y corro hacia los árboles con prisa.

24/11/2014, 7:00 am, Parque del Retiro, Madrid.

He conseguido encontrar a mi querida Godzilla, el Sceptile turquesa a la sombra de un árbol, pero no hay rastro de mi ropa ni de Pac.
Recuerdo haber dicho algo de bañarnos en el lago, pero no queríamos que se os mojase la ropa, entonces él se zambulló y cuando salió a la superficie se vio rodeado de Magikarps que le volvieron a hundir. Todos salimos corriendo desperdigados.
¿Seguía en el fondo? Seguro que estaba muerto y yo estaba muy acojonado.

Desperté a Godzilla y echamos a correr.

24/11/2014, 11:30, Comisaría.

-Agente: Bueno señor… Lechu. La denuncia por exhibicionismo público y la órden de desaparición del señor Pac, más el daño de mobiliario urbano, la agresión en la puerta del pub y el robo de la tienda de ultramarinos es algo bastante gordo…

El hombre leía la lista de delitos que se me atribuían mientras yo agarraba la fuerza de Godzilla y me aferraba a la manta que me habían dado. Sólo podía pensar en la desaparición de mi amigo.

-Agente: Me temo que con sus antecedentes no entra en nuestra jurisdicción, por lo que nos hemos tomado la libertad de hacer una llamada. Ahora si es tan amable, vístase con la ropa que le va a dar mi compañero y acompáñeme, nos vamos de viaje.

Me puse la ropa un par de tallas mayor que me ofrecieron y obedecí sin oponer resistencia. No sabía a dónde me llevaban o qué planeaban. Tenía curiosidad.

24/11/2014, 8:50 pm, Sydney, Australia.

Al final resultó que habían llamado a la CIA y ahora me encontraba por alguna razón en suelo australiano. Era un sitio muy peligroso y yo aún no sabía qué cojones pintaba allí.

Me llevaron a un extraño edificio y me arrojaron al interior de una habitación sin decir nada más. Me levanté a duras penas y al alzar la vista…

-Yo: ¡Agh! ¡Mis córneas! ¡Mis ojos!

-???: ¿Qué pasa? ¿Nunca antes viste una verga mi pana?

-Yo: ¡Y encima de Venezuela!

-???: ¿Algún problema con eso?

-Yo: ¡El problema es que debería entenderte pero no lo hago!

Exageré mucho mientras me tiraba a la cama intentando asimilar la extraña situación en que me encontraba.

-???: Como sea, mi nombre es Enzo, y parece que seremos compañeros a partir de ahora.

-Yo: Yo soy Lechu.

Di la espalda a mi compañero y me puse a roncar.

CONTINUARÁ